Hija de Ambos

Octavio ya no lo duda más y enfrenta a María Alejandra diciendo que la niña también es su hija. María Alejandra le dice al gobernador que si no se casa Doris ella tampoco lo hará.