Poder Sobre el Casino

Maricruz no tiene otra solución más que decirle a Don Alejandro que ella es su hija para tener poder sobre el casino y velar sus intereses.