Marchándose de Casa

Edmundo acepta hacer las pastillas para el pollo, además está decidido a marcharse de su casa, lo que pone triste a Refugio y le pide que no lo haga.