Fingiendo Bondad

Roselena está a punto de contar su verdad, que no es tan buena como todos creen. Cuando llega Luciana a comer a su casa, Roselena se desmaya porque ve a Aurora reflejada en ella.