Una Mirada

Abel termina gravemente herido en el hospital después de que intenta cambiar para poder ser mejor persona y dejar sus malos hábitos atrás para poder ayudar a su madre que está muy enferma.