Jesús, María y José

Por la persecución del Rey Herodes de Judea, el niño Jesús y sus padres María y José huyen por el desierto de Egipto, donde el niño aprende sus primeras letras.