Capítulo 58

Marcela sigue recibiendo malas noticias. Sus cuentas bancarias están congeladas.